teatro

Dijo Luis Ordaz: Yunque participó en muchos de los intentos realizados en procura de un teatro digno y ha colaborado en la formación y desarrollo del movimiento de escenarios independientes. Sin embargo, si hemos sabido de su maduro talento a través de cuentos admirables y de ensayos y biografías magistrales, su actividad de autor teatral permaneció casi ignorada. Pocas de sus obras llegaron a escena. Yunque comenzó a publicarlas y así conocimos algunas de ellas, en las que se advierte su destreza en el manejo de la farsa y cierto humorismo satírico que evidencia su honda comprensión humana.

En 1927, junto con Leónidas Barletta, Elías Castelnuovo y Octavio Palazzolo, participó en un intento que denominaron "Teatro Libre" que fracasó. El mismo grupo - sin Palazzolo - realizó un nuevo intento, adoptando el nombre de "Teatro Experimental de Arte" - TEA -. sigla que tenía un sentido para el grupo ya que el nombre acentuaba sus propósitos de rebeldía y alumbramiento.

En el año 1939 participó activamente en la formación del teatro "La Máscara". En su inauguración había un cartel con palabras de Yunque: "El teatro no es un templo, es un taller. Bienvenidos a este taller donde venís a trabajar con nosotros". Esta frase fue recordada por Gorostiza en un reportaje televisivo realizado en Buenos Aires el 19-8-2000: "es la frase que me dio coraje siendo casi un adolescente, para ingresar al teatro La Mascara".

Yunque utilizó los géneros más variados: farsa, absurdo, burlería, comedia, drama, sin dejar de lado el teatro infantil y juvenil. Sus obras estrenadas o publicadas no llegan a treinta, habiendo escrito muchas más.